María Jota Hernández

No soy la cantante

Autor: María Jota Hernández (página 2 de 9)

Hoy escribo


 
Hoy escribo aunque los cielos se abran y dejen ver sus fauces tormentosas y viertan sobre mi cabeza diluvios de antiguos rencores y duelos. Hoy escribo porque mis oídos se llenan de músicas y bailes y mi corazón estalla de ritmos y dulzainas.… Ver entrada completa

Una curiosa coincidencia

 
 

–Algunas cosas se aprenden demasiado tarde.

 

Me lo había dicho al oído, aproximando su cabeza hacia mí con trabajoso esfuerzo. La voz de mi padre, por momentos más y más débil, surgía como delgado hilo luchando por encontrar un espacio libre entre cada estertor de su pecho.… Ver entrada completa

Soñando dormida

 

Olvidada entre las brumas del sueño

busco mi casa perdida

entre las calles desiertas.
 

Desnuda de razones

recorro mil veces

los empedrados dormidos

preguntando a los muertos

el camino de vuelta.
 

Edificios, plazuelas y patios

me devuelven

los ecos del viento

y sin encontrar el camino

vuelvo a sentirme pequeña,

abandonada e incierta.… Ver entrada completa

Acantilados, abismos y tiempo.

 

Desde la fragilidad del ser

surge el chocar de las olas

contra las paredes de un acantilado.
 
Y de la espuma surge el regalo

y del abismo su riqueza

y dentro encuentro a la niña

en el hoy hecho de ayeres,

preñez constante del tiempo.… Ver entrada completa

A Gente Merece Ser Feliz

Pues eso. Que la gente merecemos ser felices. Por eso la música. Por eso la vida –que es fantástica–. Y mágica. Y, como bien dice alguien a quien quiero muchísimo… “la vida, a pesar de los pesares, merece ser vivida”.… Ver entrada completa

Desde esos ojos que miran el mundo

Mirada (Grafito)


 

©MaríaJosé HernándezHernández

 
 

Al otro lado del túnel

 

Escribirte, amor y no saber por qué. Escribirte y nadar. Zambullirme en este mar de las palabras, y encontrarle un sentido a la nada. Nada tiene sentido y a la vez saber que todo lo tiene.… Ver entrada completa

Amantes

 

Entre amantes

anda el juego,
el juego de esta pasión.

 

Y como niños jugamos:
Yo soy tú
tú eres yo
¿Quién es más amante de los dos?

 

Tú me entregas
Yo te doy
¡Te la llevas!… Ver entrada completa

Al rayar el alba

 

Falta poco para el alba y las tinieblas de la noche comienzan a disolverse. Txori abre la ventana y exhala el humo de un cigarrillo. Lenta y pausadamente. Desde el interior de sus pulmones. Poco a poco las cumbres del macizo de Aizkorri van dejando de ser sólo siluetas y sus contornos, hendiduras, cada sombra, sus misterios nocturnos, van dibujando nuevas formas, aún tenues, aún de tonos homogéneamente azulados.Ver entrada completa

Jara cumple diecisiete

Jara

 

Para decirte lo que quiero decirte, no hacen falta palabras. Para abrazarte como debe abrazarse, no son necesarios los brazos. No son necesarios los brazos ni lo son las palabras porque durante tus primeros nueve meses de vida, tú y yo no fuimos dos, sino una, y aprendimos juntas el lenguaje del agua y de los latidos del viento.… Ver entrada completa

Antiguas entradas Recientes entradas