María Jota Hernández

No soy la cantante

Categoría: Te comería a versos (página 2 de 4)

Poesía pura y dura

Jara cumple diecisiete

Jara

 

Para decirte lo que quiero decirte, no hacen falta palabras. Para abrazarte como debe abrazarse, no son necesarios los brazos. No son necesarios los brazos ni lo son las palabras porque durante tus primeros nueve meses de vida, tú y yo no fuimos dos, sino una, y aprendimos juntas el lenguaje del agua y de los latidos del viento.… Ver entrada completa

Masticando las esferas

Nieve difusa

 

Infinito mundo

perpetuándose a sí mismo,

desgarrando a cada paso,

a bocados o en pequeños tragos.

 

Masticando las esferas

me doblego y me rebelo.

Cada vez más.

Cada vez menos.

 

Me entrego pero recelo.… Ver entrada completa

Manos, conjuros y piel

Manos

 

 

Manos perdidas,

volanderas, divinas,

en eterna búsqueda,

replegadas u obscenas.

 

Manos quebradas

que buscan ¿que hallan?

En ellas espero

paciente este duelo.
 

Que no para,

que no cesa,

que me grita

y resquebraja.Ver entrada completa

Cuanto rompiste / Billete sin vuelta

Tumba

 

CUANTO ROMPISTE

 

Yo sigo aquí, intentando

recomponer cuanto rompiste.

 

Entretenida en seguir tejiendo

la vida que me dejaste,

esta tela de araña blanca,

este sudario envolvente.

 

Vuelvo a montar las piezas

y siempre falta la base.Ver entrada completa

Metamorfosis del tiempo

Camino de pétalos copia

 

Perfilando el día

voy abriendo un camino,

dejando atrás otras sombras.

Avanzando hacia las que,

sin duda,

me aguardan.

 

Desandar lo andado

–estéril intento–.

Me inclino hacia el respeto

de quienes somos, de quienes fuimos

 y aceptar este líquido lento

al que llamamos tiempo.Ver entrada completa

Acaba de empezar a llover

 

Seda

 

Cómo es posible

me pregunto a veces–

quererte de este modo,

quererte de esta forma,

apasionada,

tranquila,

como un oleaje

que se amansa y detiene

a descansar en la orilla.

 

Me pregunto hasta y dónde.Ver entrada completa

El amor y las palabras

Palabras

 

 

Cuando ya no queda amor

queda el amor a las palabras.

 

Nacisteis conmigo y con vosotras jugaba.

Os buscaba y no había castigo que me doblegara.

Sólo encontraros era ya mi consuelo.Ver entrada completa

ECUACIÓN VITAL

Caminando

 

Continúan los años andando

en la única dirección

matemáticamente aceptada.

 

Pares e impares,

en ordenada fila,

hacia el borde del encerado.

 

Para desprenderse,

luego,

en polvo de tiza,

hasta el suelo.

 

Nos dicen que para resolver la incógnita

hemos de ir despejando ecuaciones,

sumando cifras,

multiplicando resultados.… Ver entrada completa

Querer marcharse

La noche del alma

 

Querer marcharse

y no encontrar la puerta.

Querer quedarse

y no encontrar el modo.

 

Particulares escombros.

Escaleras.

Pasillos

desiertos.

Hojas secas

y cuartillas revueltas.

 

Cuerpos sin fondo.

Nada y vacío.

El todo

en una caja de mudanzas.… Ver entrada completa

Del otro lado del tiempo vienen

Puente
Por el camino
v
uelven danzando.
Del otro lado del tiempo
vienen.

Siluetas sin sombras,
una tras otra,
bajo la hiriente luz
del sol.

No recuerdo
sus nombres.
Prendidos quedaron
en las ramas del tiempo.
Una brisa,
un temblor,
y después,
el viento.… Ver entrada completa

Antiguas entradas Recientes entradas