Memoria
 
Memoria es amar lo cotidiano.
No olvidar cada nombre y cada abrazo.
Recordarte…
aunque llegase,
a pesar de todo, a olvidarte.
 
Memoria es olvidar quien no fui
y deshacer el engaño.
Memoria es transformarme a cada paso,
dibujarte en cada instante
y apostar por convertirlo todo
desde lo más hondo.
Desde abajo.
 
Memoria, al fin, es haberte imaginado
y borrar la ambigua línea
entre lo real y lo soñado
para descubrirte a mi lado.
Para reinventar lo inesperado.
 
©María José Hernández Hernández