María Jota Hernández

No soy la cantante

Noche obsesiva y demente

Noche de luna llena

 

 

Noche obsesiva y demente

entre volutas de humo envolvente

un cigarrillo tras otro escribo

en esta luna de invierno

vibrante y fría de enero.

 

Quiero vencerte y seguir viviendo

no ser arrastrada tras tu estela blanca

elegir la libertad de un nuevo sueño

contemplar el mundo en otro espejo

No lograrlo debe de ser tu venganza.

 

Y sigo envenenando mi alma

de frustración y nicotina

de deseos sin respuestas

de preguntas insatisfechas.

A mi alrededor sólo hay palabras.

 

Este sentimiento de soledad y abandono

este sentimiento de tristeza sin causa

el sonido de tu respiración me recuerda

que mañana no estarás en mi cama.

 

Mientras tú duermes

yo pierdo el juicio

revolviéndome en la duda

preguntándome si alguna vez

hallaremos la calma.

 

Se superponen recuerdos y anhelos

sueño despierta y duermo sin sueños

me hiere este no lograr

este caminar incierto

este continuo derrumbe

de lo que sin cesar construyo.

 

Estamos hechos de agua

que una veces suave mana

y otras se eleva en tormentas de espuma.

 

Inconsistencia.

Ensoñaciones y trampas

torrentes y lluvia que escampa.

Disueltos en la corriente

perdimos el rumbo

sin encontrar arena en la orilla

sin encontrar descanso en la playa.

 

©María José Hernández Hernández
 
 

4 Comentarios

  1. Jesús Pérez Polo

    3 mayo, 2017 at 8:48 am

    Me gusta tu blog. Qué envidia tener más o menos facilidad para escribir y, sobre todo, poesía. Enhorabuena.
    Jesús

    • Muchas gracias, Jesús. Me alegra que te guste y que disfrutes entrando en este pequeño universo. Muchas gracias por leerme. Espero que mis escritos continúen siendo de tu agrado. Tener lectores como tú es un lujo. Un fuerte abrazo.

  2. Carlos Asorey Brey

    30 abril, 2017 at 11:09 am

    ¿Y tú de dónde sacas tanta vitalidad y energía para escribir tanto poema?
    Estés alegre, estés triste
    el verso siempre en ristre
    Me pregunto si la foto también es tuya y tú viviste esa luna.

    • Con lo poquito que te gustan a ti los versos rimados y te ha salido un pareado nada malogrado.;)

      Ah, y esa luna preciosa sobre el mar es la foto en la que se basó la construcción de la página web de mi libro “Salpicada de luna llena”, a la que se puede acceder desde este mismo blog en la parte inferior. Es preciosa la foto. Y la pagina web es una maravilla. Carlos Moliner hizo un excelente trabajo de informática.Es un diseñador de páginas web muy creativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

A %d blogueros les gusta esto: