María Jota Hernández

No soy la cantante

Sobre mí

A los que hayáis llegado hasta este blog, superando todas las dificultades –aunque seguro que los primeros en llegar venís con la notita en el bolsillo en la que os escribí su dirección. ¡Cómo, si no, competir con la conocida (bueno, es un decir) cantante aragonesa que acapara todas las entradas en los servidores!–, lo primero es daros la bienvenida, y lo segundo es desearos que disfrutéis zambulléndoos en los diferentes contenidos que iré incorporando en este blog, lugar que espero y deseo sea de encuentro y participación; una especie de café virtual en el que reunirnos y compartir conocimientos y opiniones relacionados con las artes, fundamentalmente la narrativa, la poesía, el teatro, el cine, la música, el dibujo, la pintura y la fotografía.

Y lo siguiente es presentarme. Nací en el Madrid de 1960, aunque mis orígenes familiares se remontan más allá del mar, en las misteriosas islas Canarias. Soy madre de tres mujeres estupendas y abuela reciente de un precioso bebé que tiene revolucionado a toda la familia. Escritora de vocación (no obstante –por esos azares de la vida que suelen vapulearnos en la juventud, pillándonos a traición– estudié la carrera de Derecho, que aborrecía cordialmente, ya que en realidad lo que yo deseaba estudiar era Psicología), es una necesidad que intento satisfacer escribiendo en mis ratos libres.

He colaborado en las revistas literarias Káskara Marga y El Celador; y en los periódicos El Día, de Tenerife y La Voz, de La Palma. Soy autora del libro de relatos “Salpicada de luna llena (y otros relatos)” (Ed. Nuevos Escritores), participé en el volumen Cien relatos geniales (Ed. Jamais) con el relato “La linterna”, la Cadena Ser emitió mi relato “El fotógrafo” y fui finalista del Premio Platero 2007 de Naciones Unidas en Ginebra.

Y hechas las presentaciones, os invito a entrar y a sentaros alrededor de esta mesa de mármol, apoyada sobre patas de alguna antigua máquina de coser, para compartir y debatir, para ver, para leer y para escribir vuestras opiniones y, también, para disfrutar creando, haciéndoos partícipes lectores de mi forma de entender el mundo, con su parte de realidad y su parte de fantasía.

A todos los que amamos las diferentes formas de expresión artística, nos apasiona descubrir mundos, historias, perspectivas, personajes y los distintos lenguajes para expresarlos. Poesía, prosa, prosa poética, fotografía, dibujo, música… son los tipos de lenguaje que yo he escogido –o ellos me han escogido a mí– para jugar y para disfrutar de su belleza. Y son los que compartiré con vosotros en estas charlas, en este nuevo rincón del mundo, que es nuestro ordenador, inmerso en un infinito universo digital, donde las autopistas de información trasladan a una velocidad de vértigo noticias, comentarios y sentimientos.

Habrá días en que me encontraréis –al igual que, sin duda, yo os encontraré a vosotros– de un humor excelente, con ganas de comerme el mundo; y otros, en que tendré un humor de perros y ganas sólo de morderlo. Esos días en que no me aguanto ni a mí
misma… Pero que como vienen, se van… Habrá noches interminables, blancas, lúcidas, en que me encontraréis a vuestro lado, deseando encauzar inútilmente las inabarcables sensaciones que intento transmitiros… Y habrá otras, también interminables, estériles, secas, traicioneras, en que me sentiré incapaz de encender una vela con mi mirada, o de apagarla con mi aliento… ¿Pero qué creíais? No puede extrañaros. No os estoy invitando a entrar en un piso piloto, a participar en una tertulia televisada, a montar en una atracción de feria… Os estoy invitando a entrar en un ser humano.

Así es que, volviendo a éste nuestro rinconcito, pasad, adelante, poneos cómodos y, cuando queráis, comenzamos…

4 Comentarios

  1. Hola Maria José te conteste al email que me enviaste estaríamos encantados de que colabores con nosotros. Espero respuesta amiga un abrazo.

    • Hola. Lo siento, no he visto el correo al que aludes. ¿Entraría en mi bandeja de entrada como spam? A veces ocurre…
      Muchas gracias por vuestra respuesta. En breve os enviaré cositas.
      Un fuerte abrazo ¡y feliz fin de semana! (y muchas gracias de nuevo…)

  2. Querida María José.

    Me alegro de encontrar a una vieja amiga. Lo de vieja es por el tiempo que transcurrió de nuestro encuentro, no por otra cosa, ya que tu rostro parece que rejuveneciera con el paso inexorable que nos marca a cada instante, la vida que respiramos.

    Esta vida, también nos muestra pequeñas recompensas. La mía ha consistido en permitirme haraganear de las responsabilidades laborales y jugar al escondite con el tiempo y las letras. Aún he de averiguar la senda a recorrer, pero sin duda, deduzco que la literatura, dejará su huella en el camino.

    Me gustaría en breve, disfrutar de tu compañía y juntas celebrar, los giros que el destino nos tenía reservados, ahora que canalizó la tormenta de los recuerdos. Ha de ser bello, que de una parte tuya, llegué la vida reclamando su lugar en la familia,

    He podido comprobar, por las fotografías, como nuestros pasos, caminaron los mismos lugares, aunque en distintos momentos del tiempo. Será que hay algo que nos une, aunque mi ascendencia, no se corresponda con la melodiosa fonética canaria.

    Creo que me estoy extralimitando y temo que la perorata, resulte cansina, por ello te dejo con sus poemas y relatos y si lo consigo otra vez, caminaré por tu santuario.

    Besos.

    Ino.

    • Muchas gracias, Ino. Me alegra saber de ti de nuevo. Y espero con verdadera ilusión que te animes a colaborar en este blog abierto a la imaginación y a la creatividad de tanto espíritu inquieto que anda por el mundo pululando. 😉 ¡Un beso grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

A %d blogueros les gusta esto: